1) DATOS LEGALES ALUSIVOS A LA EMPRESA

Esta información aparece consignada en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSI). En concreto, los datos que han de figurar obligatoriamente se recogen en el artículo 10 de esta ley. De forma muy sintetizada, son los siguientes:

  • Nombre o denominación social de la compañía.
  • Datos de inscripción en el Registro Mercantil.
  • Autorización administrativa para el ejercicio de la actividad económica, si procede.

En el caso de ejercer una profesión regulada, también tendrán que indicarse:

  • Los datos del colegio profesional de adscripción y el número de colegiado/a.
  • Título académico oficial o profesional de quien desempeña la actividad económica.
  • Estado de la UE o del EEE en el que se expidió y su homologación, si procede.
  • Normas profesionales aplicables al ejercicio de la actividad en cuestión.
  • Número de identificación fiscal (NIF).
  • Señalar si los precios indicados en la web incluyen impuestos y gastos de envío.
  • Códigos de conducta a los que se esté adherido y modo de consultarlos online.

Por otro lado, hay que tener presente que algunos sectores de actividad, como las agencias de viajes, están sujetos a normativas propias que obligan a las empresas a facilitar cierta información específica.

La vulneración del artículo 10 prevé las sanciones que figuran en el artículo 38 de laLey 34/2002.

2) AVISO LEGAL

En la sección de Aviso legal se deben recoger los términos que regulan la utilización de la web. Los usuarios y usuarias deben poder consultarlo haciendo clic sobre un enlace situado en el pie o footer del sitio web.

3) AVISO DE COOKIES

Éste se desplegará automáticamente en forma de capa superpuesta, en la parte superior o inferior de la pantalla del dispositivo empleado, cuando el usuario acceda al sitio web. En este display se comunicará al internauta cuál será el uso que se hará de las cookies, y se le informará de que navegar por la web implica la aceptación de la política de cookies. Los detalles aparecen mencionados en el artículo 22.2 de la LSSI.

A su vez, también es obligatorio incluir en el footer un enlace a un documento en el que se expliquen las condiciones alusivas a la política de cookies, y que puede incorporarse dentro del apartado de política de privacidad. Este bloque puede tener como título “Política de privacidad y cookies”. En este enlace encontrarás un ejemplo sobre el aspecto que suele presentar el apartado en cuestión:http://www.derecho.com/privacidad.

No incluir el aviso de la política de cookies está tipificado como una infracción leve, tal y como se recoge en el artículo 38 de la Ley 34/2002, lo que puede suponer a la empresa una multa de hasta 30.000 euros.

4) TÉRMINOS Y CONDICIONES LEGALES

Si bien este aspecto no es obligatorio, es posible que la organización tenga interés en detallar ciertas condiciones ligadas a la prestación de los servicios que ofrece. Lo veremos mejor con un ejemplo: si su modelo de negocio se basa en ofrecer servicios a otras empresas —lo que se conoce como “business-to-business”, o B2B en su forma abreviada—, la compañía tiene la opción de especificar las condiciones del servicio que estime oportunas, dado que la ley entiende que tanto esta como sus clientes tienen el mismo poder de negociación. 

En otras palabras, la empresa tiene la opción de detallar de qué manera va a ofrecer un servicio determinado: explicando cómo se enviarán los artículos adquiridos, cuáles serán los plazos de entrega, etc.

Respecto a los términos y condiciones vinculados a los consumidores y usuarios, estos acostumbran a ser más limitados, debido a la existencia de las siguientes leyes:

5.- LA POLÍTICA DE PRIVACIDADtendrá que aceptarse antes de rellenar el formulario donde se recogen los datos personales y tendrá que contar con:

1º Datos del responsable del dominio y del encargado del tratamiento.

2º Contacto para ejercer los derechos ARCO.

3º Información sobre la conservación de los datos (el tiempo y la finalidad).

4º El compromiso del usuario para datos que estén almacenados en un fichero de la AEPD.

5º Información sobre la transmisión de datos a 3ºs.

6º Responsabilidad de los usuarios por el uso del contenido de la web.

Si la web cuenta con e-commerce, a parte de lo anterior, deberá incluir también en su web “LAS CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN”que han de aparecer antes del inicio del proceso de compra. Estas se regirán por lo dispuesto en el Código Civil, Código de Comercio, Ley de Consumidores y Usuarios y la regulación concreta del bien o servicio ofertado.

El contenido es el siguiente:

1º Información clara y detallada de los precios, incluido los impuestos y los gastos de envío.

2º Descripción del proceso de compra.

3º Obligaciones del comprador y del vendedor.

4º Condiciones de compra: plazos, forma de entrega, pago.

5º Soluciones por si el producto o servicio es defectuoso.

6º Idioma o idiomas en los que puede celebrarse el contrato.

Posterior a la compra; el vendedor tiene que confirmar la efectividad de la compra mediante:

1º Correo electrónico confirmatorio en un plazo de 24 horas desde la compra.                                        

2º Pantalla de confirmación de compra una vez que esta se haya hecho efectiva. 

Debido a la existencia de este marco legal, las firmas que ofrecen productos y servicios al consumidor final (business-to-customer o B2C) tienen un margen de maniobra menor, como resultado de una mayor regulación de su actividad (mayor que en el caso de empresas B2B). 

Por último, por lo que atañe a los errores más comunes a la hora de redactar los términos y condiciones legales, cabe referirse a las cláusulas abusivas: por ejemplo, obligar a un cliente que no está conforme con una compra efectuada online a poner una reclamación personándose en una oficina física. Este tipo de excesos pueden acabar en una sanción económica para la organización.

Si la web cuenta con e-commerce, a parte de lo anterior, deberá incluir también en su web “LAS CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN”que han de aparecer antes del inicio del proceso de compra. Estas se regirán por lo dispuesto en el Código Civil, Código de Comercio, Ley de Consumidores y Usuarios y la regulación concreta del bien o servicio ofertado.

El contenido es el siguiente:

1º Información clara y detallada de los precios, incluido los impuestos y los gastos de envío.

2º Descripción del proceso de compra.

3º Obligaciones del comprador y del vendedor.

4º Condiciones de compra: plazos, forma de entrega, pago.

5º Soluciones por si el producto o servicio es defectuoso.

6º Idioma o idiomas en los que puede celebrarse el contrato.

Posterior a la compra; el vendedor tiene que confirmar la efectividad de la compra mediante:

1º Correo electrónico confirmatorio en un plazo de 24 horas desde la compra. 

2º Pantalla de confirmación de compra una vez que esta se haya hecho efectiva.